Fragmento de Un Libro que Jamás Escribiré #14

Sebastián. 

Eran las seis de la mañana cuando escuche que tocaban a mi puerta.

- Sebastián.- Esa era la voz de Maite, así de fácil se me fue el sueño. Me levanté y abrí la puerta.

- May ¿Qué pasa?

- Buenos días, lamento haberte despertado pero tenemos que hablar.- Había pasado situaciones parecidas en el pasado, así que sabía perfectamente que lo que seguía no iba a ser bueno.

- ¿Tenemos que hablar? Eso suena mal. ¿Qué ocurre?

- Sólo ¿podemos hablar?

- Claro, pasa.- Me senté en mi cama y ella en la silla del escritorio.

- De acuerdo, voy a decirlo, rápido aunque no creo que eso mejore las cosas. como sea, no le daré vueltas. Tuve sexo con alguien más. Antes de que las cosas se malentiendan, fue antes de que tú y yo
estuviéramos juntos de nuevo.

- May, si se trata de eso. Yo tuve sexo mientras tú y yo no estábamos juntos. Ahora, dime porque es tan importante para ti decirme eso.

- Sebastián… La persona con la que tuve sexo significa mucho para mí. No sé qué siento por él. Ni por ti. Cuando estoy contigo me siento culpable por dañarlo a él. Supongo que lo que quiero decir es que, tenemos que darnos un tiempo.

- Manu. – Eso tenía mucho sentido. Por eso Mayte se sentía tan mal, era Manu. Y quizás ahora se daba cuenta de algo que todos sabíamos. A Mayte le gustaba Manu. La única diferencia entre antes y ahora era que, ahora ella lo sabía.

- Lo siento. — Su rostro tenía la misma tristeza de aquella noche que la vi acostada en el césped.  No podía estar molesto con ella. Con la chica a la que más había amado. Tampoco podía verla así de confundida, peleando con sus sentimientos.

- Ven. — Ella me hizo caso, se acercó a mí y la abrace. Mayte, en ese momento no sabes cuánto te amaba.

- Sebastián, tengo que alejarme de ti y de él. Necesito aclarar las cosas.

- Lo sé. Lo entiendo pero ahora estás conmigo y eso es lo que me importa.- La besé y abrace como si nos estuviéramos despidiendo. De alguna manera, así era. -¿Una última vez? – Le pregunté mientras le quitaba la blusa. Como repuesta me besó.







No hay comentarios.:

Propiedad de Maluk. Con tecnología de Blogger.