Fragmento de un libro que jamás escribiré I





El gran día




Allí estaba mi hermano, mirando a su novia, esos ojos llenos de amor. Entonces ella dijo “Acepto”. Sus ojos no me miraron ni una sola vez desde entonces. Tres años ya desde aquel día. Supongo que la perdí mucho antes pero fue en su boda cuando finalmente lo acepte.

Aquí les dejo un secreto, aceptar algo no significa que duele menos. El amor de mi vida había elegido a mi hermano, el chico bueno, el que tenía una carrera y una vida brillante por venir. Yo suponía que las chicas elegían a los chicos malos, al misterio. Hubiese dado lo que fuera porque ella me eligiera a mí.   Pero es una mentira que te cuentan en los libros y películas, las chicas no eligen al bueno o al malo, eligen al que aman. Yo fui su primer amor, una ilusión pero él, él era su todo.

Seré tío.

Pronto nacerá Miranda.

Una pequeña que no sabrá que pude haber sido su padre.

Una pequeña que algún día tomara su decisión.


Como lo hizo su madre.


No hay comentarios.:

Propiedad de Maluk. Con tecnología de Blogger.